implantes y cancer

¿Aumento de pecho y cáncer?

Los implantes utilizados para la intervención de aumento de senos se encuentran una vez más en el centro de una amenaza de seguridad, después de que varias empresas relacionadas con la vigilancia de la salud, dijeran que había una “clara relación” entre estos y el cáncer.

La advertencia fue emitida por la agencia reguladora de medicamentos de Francia, que ha dado a los fabricantes de este tipo de implantes, un período de 12 meses para probar que sus productos son seguros, o enfrentarse a la prohibición de los mismos.

Los cirujanos plásticos personalmente en sus propias consultas y a través de las múltiples asociaciones (SCPRECV, SECPRE, ISAPS….), instan a las mujeres a estar vigilantes para detectar cualquier signo que pueda estar relacionado con la enfermedad, y la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA), dijo que estaba analizando los datos que había encontrado su homóloga francesa, aunque quiso dejar muy claro que el vínculo de los implantes con el cáncer no se ha confirmado, cuyas palabras fueron: “Actualmente estamos analizando los resultados franceses pero es importante señalar que no vemos la misma tendencia en el Reino Unido. 

implantes y cancer

El Linfoma Anaplásico de Células Grandes (LACG) es un tumor muy poco frecuente en el pecho, que se cree que tiene una incidencia de entre uno de cada 300.000 y una en un millón. Aunque no se ha establecido una relación de causa y efecto, se han notificado un número muy bajo de casos de LACG en mujeres en el Reino Unido que han tenido implantes mamarios y deseamos seguir vigilando de cerca.’

No obstante la alarma auspiciada por la noticia va a poner en guardia a muchas de las 29.000 mujeres que en el Reino Unido se someten anualmente a una intervención de senos con implantes mamarios. Además la difusión de tales noticias en los diversos medios de comunicación, pueden crear una alarma social entre las mujeres ya intervenidas de este tipo de operación, alarma que puede ser totalmente injustificada, ya que no existen estudios rigurosos que lo confirmen por el momento.

Debemos de recordar que ya llueve sobre mojado y que estos hechos plantean serias
preocupaciones sobre la regulación de la industria de la cirugía estética, que
factura miles de millones de euros, y que todavía se está recuperando de un
escándalo en el que se encontró un tipo de implante (PIP) hecho por una firma
francesa, en el que se utilizaba silicona de grado industrial destinada para su
uso en los colchones, como relleno de los implantes de senos.

No obstante los últimos temores se aplican a los implantes de forma más general y están relacionados con un tipo de cáncer de la sangre llamado linfoma anaplásico de
células grandes (LACG).
 Existe el temor de que puede ser provocado por microorganismos que se adhieren a los implantes, lo que significa que las mujeres que han tenido cirugía de aumento de pecho con implantes tienen un mayor riesgo de lo habitual.

Por lo general se desarrolla después de las mujeres han tenido los implantes desde hace varios años, con el síntoma principal de una inflamación indolora de la mama. Aunque la Agencia Nacional de Medicamentos y Productos de Salud y Seguridad de Francia admite que las apariciones de la enfermedad son poco frecuentes, indica que hay una “clara relación” con los implantes y ello ha derivado en la solicitud hacia los fabricantes de los implantes de pruebas que muestren la inocuidad de los mismos.

En una reciente declaración, su homólogo de Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos, dijo: “Toda la información hasta la fecha sugiere que las mujeres con implantes de mama pueden tener un riesgo muy bajo, pero mayor que
el de las mujeres que no han sido intervenidas de aumento de pecho con implantes.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web